El secreto esta en compartir el coche y los gastos

carpooling
El día de ayer comentaba la rentabilidad que tiene el mundo de los seguros para automóviles y añadidos, ahora pues hablaré de un tema que se aleja un poco de este mundo pero que de igual forma se relaciona. Tal como lo dije ayer, la crisis económica es crítica y parece que el fin de mes, ese momento en el que todo el mundo espera su recompensa económica al esfuerzo de su trabajo se alarga más de lo debido.

Pero aun en estos momento hay situaciones que se han venido danto, tal es el caso del “carpooling” o “car Sharing”, los términos anteriores se relacionan con la filosofía de compartir el coche y de este modo reducir la contaminación y los gastos, todo apunta a que este concepto es la nueva moda en plena crisis.

Carpooling

Este término significa, coche compartido, el hecho es que varias personas bajo previo acuerdo se trasladen juntas, lo que desemboca en repartir los gastos de gasolina, peajes y mantenimiento.

El otro concepto es el Car Sharing, o coche multiusos, este es un modelo urbano en alquiler en el que los usuarios acceden con su tarjeta personal de socio del vehículo, pagando solamente le tiempo que lo utilicen.

Compartido, todo es mejor

De esta forma muchas personas ven reducidos los gastos de mantenimiento del vehículo, el seguro y la ITV. Los expertos apuntan que estos mecanismo permiten ahorra en gastos más de 2.000 euros al año.

Otro de los que apoyan estas novedosas iniciativas es la DGT que ha hecho la invitación a todos lo ciudadanos a unirse a este tipo de movimientos con el fin de atajar los problemas ambientales.


Etiquetas: ,

  • Santi P dice:

    Creo que la suma de actuaciones individuales es lo más efectivo, pues modificaría los hábitos y así se transmitirían a las generaciones siguientes. Van entrando los eléctricos y los combustibles “limpios”, pero el hábito del uso individual del coche persiste.
    En mi caso, como conductor de grandes distancias, abogo por el coche compartido desde que conocí una web muy útil y gratuita (www.comuto.es). Si se extendiese este hábito se reduciría no sólo la cantidad de coches en circulación sino también la contaminación. Si se añaden los nuevos combustibles, podremos multiplicar los efectos positivos para empezar a limpiar el aire que hemos ensuciado tanto.

Deja un comentario

Connect with Facebook